Algunos de nuestros fabricados

Muestrario

Muestras de algunos ornamentos colocados.

La impresión general que produce la fachada de una vivienda unifamiliar depende en gran medida del aspecto de sus puertas y ventanas. Su disposición, su forma y su tamaño configuran la imagen exterior de la vivienda.

 

Antes, las ventanas y las puertas eran los elementos más importantes de la configuración de las fachadas. Las ventanas, divididas en pequeños cuadrantes con cristales, así como las puertas, eran casi obras de arte. Se adornaba el dintel, el alféizar, las jambas, la peana y el marco exterior con gran riqueza de ornamentos y formas de perfiles.

 

En la actualidad se está intentando recuperar el viejo estilo y nosotros tenemos una  amplia gama de elementos decorativos, en distintos tipos de fabricados, hormigon o poliestireno para exterior, que imitan las formas clásicas de aquellas molduras de antaño.

 

Las cornisas, jambas  y ornamentos se fijan con  cemento cola sin son de hormigon y resina especial si son de poliestireno. La superficie de albañilería a la que se adosa los elementos arquitectónicos debe estar seca , y no presentar tendencia al desmoronamiento.

 

Si se han utilizado pinturas en la fachada,  hay que retirar la pintura en la zona donde se vaya a pegar el ornamento. Dicha zona  tiene que estar limpia y exenta de impurezas.

 

La colocación de molduras es muy sencilla. Se dibujan las líneas donde se quiere colocar la moldura y se coloca el perfil cortado, a la longitud precisa, empleando una amoladora con disco de piedra en caso de hormigon y una simple sierra de mano si es poliestireno.

 

El perfil se pone apretando bien hasta que el pegamento o la resina rebose por la junta. El sobrante se retira con una espátula y se rematan las uniones con cemento portlan normal en caso de hormigon y con resina en caso de polestireno. Nunca utilice cemento cola para el rematado de las juntas, pues este al secarse merma, y las juntas se aprecian hundidas y no al ras de la superficie rematada.

El cemento  deben estar amasado con una consistencia parecida al barro de moldear y la resina pala el poliestireno un poco mas blanda que este. Las esquinas y las juntas se rellenan de la misma forma. El exceso se retira con una esponja húmeda. Una vez que se ha secado por completo el cemento o la resina, se pinta del color elegido.

 

Si tiene alguna duda consultemos estaremos encantados de ayudarle.